El Fútbol Club Barcelona logró una sufrida victoria en Eindhoven tras ganar por 1-2 al PSV. El conjunto español no tuvo su noche en defensa, partido de la temporada en el que concedió más disparos por parte del contrario (23), pero le bastó con dos genialidades de Messipara llevarse los tres puntos. Primero tras una acción individual magistral dentro del área y luego con una jugada ensayada que Piqué desvió. Luuk De Jong marcó el gol del honor del cuadro de Van Bommel que lo intentó hasta el final pero que quedó eliminado de la Champions. El Barça estará en el sorteo de octavos como primero de grupo.

El partido se puso espectacular desde el comienzo del choque. El PSV, desde el primer minuto, dejó claro que pese a sus prácticamente nulas opciones de meterse en octavos antes del partido, se tomó el partido como sus aficionados merecían, como si fuera el partido más importante del año.

En seguida tanto Hirving Lozano como Gastón Pereiro comenzaron a poner en serios aprietos a Ter Stegen, el cual tuvo que intervenir en numerosas ocasiones durante todo el primer tiempo. En primer lugar a un lanzamiento directo que el germano despejó bien a saque de esquina.

En el otro lado del campo, Dembélé, junto a Messi, se convirtió en el jugador más peligroso del ataque azulgrana. Su velocidad obligaba al PSV a replegar y eso le costaba más salir a la contra. Aún así, las ocasiones más claras seguían siendo del equipo holandés. De nuevo Gastón Pereiro envió un remate al palo, avisando y dejando claro que el partido no iba a ser plácido para el Barcelona.

Mediada la primera parte, un par de saques de esquina consecutivos se convirtieron en las mejores ocasiones del equipo de Valverde. Primero fue Arturo Vidal el que remató y luego lo hizo Lenglet, pero en ambas ocasiones los zagueros locales lograron despejar la pelota prácticamente en la línea de gol.

No obstante, estas ocasiones no amedrentaron a un PSV que lo siguió intentando. Y otra vez pudo marcar Gastón Pereiro, el cual con todo a favor mandó la pelota a las nubes ante Ter Stegen. No fue tan clara como la de Ünder este martes ante Courtois, pero también era una ocasión que no debió desperdiciar.

Antes del descanso, de nuevo el PSV pudo marcar tras dos remates al palo consecutivos en la misma jugada. Sufría mucho el Barça atrás cuando llegó el descanso, lo que le vino de perlas al equipo de Ernesto Valverde.

Ya en el segundo tiempo, Messi se unió a Dembélé y comenzó a causar estragos en la zaga del PSV Eindhoven. Y en apenas quince minutos de segundo tiempo en el que el Barça había dominado mucho más. El argentino, tras una pared con Dembélé, se inventó una serie de recortes dentro del área para rematar al palo corto y enmudecer a la afición rival. Gran gol de Messi cuando más lo necesitaba el equipo culé.

Y diez minutos después, Piqué sentenciaba el partido. Messi botó una falta y el central catalán metió la pierna en el primer palo para dejar sin opciones al equipo de Mark Van Bommel, el cual queda eliminado de la Liga de Campeones.

Sin embargo el equipo holandés demostró que no se iba a rendir y logró meterse en el partido por medio de Luuk de Jong. Sin embargo y aunque lo intentó hasta el final, el Barcelona logró la victoria para meterse en octavos como primero de grupo mientras que el PSV queda eliminado de las competiciones europeas.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here