Fuente: La Opinión

El FC Cartagena ha perdido su primer encuentro a domicilio en casa de El Ejido por 1-0. El gol de Samu Corral en el minuto 37 bastó a los almerienses para sumar tres puntos. Sujetaron bien al Cartagena, evitaron las prolongaciones por los costados y evitaronlos pases filtrados, lo que provocó que el Cartagena no tuviera espacios por donde crear peligro.

El bloque albinegro no varió demasiado el once que saltó a Santo Domingo con lo que hizo la semana anterior, pero a los jugadores les faltó la tensión de otras ocasiones. La buena predisposición defensiva del oponente y la poca capacidad para crear en ataque de los albinegros llevaron a la debacle de un equipo que llegaba a El Ejido con una fantástica racha de siete jornadas lejos de casa sin perder ni un encuentro.

Saltó al campo el equipo de Munúa falto de concentración y las dos primeras llegadas fueron de los locales. Joao Costa estuvo atento y evitó sustos. El conjunto cartagenerista fue tomando el control del partido, pero nunca ofreció sensación de peligro real, ya que los disparos de los jugadores siempre eran desde fuera del área. El Ejido, conforme iban pasando los minutos, se dejaba hacer y la defensa albinegra no sufría ni mucho menos las llegadas locales hasta el minuto 37. Un centro desde la derecha llegaba a Samu Corral quien con un perfecto testarazo ponía el balón lejos del alcance de Joao Costa.

Tras el tanto el Cartagena quiso espabilar, pero seguía insistiendo sin demasiada fe por los costados con llegadas escasas de peligro.

En la segunda parte el técnico Munúa dio entrada muy pronto a Rubén Cruz y a Elady buscando más presencia en el área de uno y la verticalidad del otro. El Cartagena seguía ofreciendo un fútbol apático, falto de ritmo y escaso en recursos. Joao Costa evitaba el segundo tanto de El Ejido al tocar con la manopla un cabezazo de Sergio Jiménez cuando llegó el minuto 49 de partido.

El Ejido decidió pasada la hora de partido atrincherarse atrás y buscar la contra mientras su defensa estaba bien cubierta con dos líneas muy juntas. Rubén Cruz lo intentó en el 62′ con un zurdazo a la media vuelta que se marchó demasiado cruzado, pero la gran ocasión llegó de las botas de Vitolo. El centrocampista se adentró en el área y disparó. Un defensor tocó el balón, que describió una parábola para impactar en el larguero. Lástima la ocasión perdida por el Cartagena, que no tuvo otra más clara de ahí al final del encuentro.

El bloque albinegro se queda, por tanto, tercer en la tabla clasificatoria, con 27 puntos y empatado a puntos con el cuarto clasificado, el San Fernando.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here