El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, y el presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) y del Juventus de Turín, Andreas Agnelli, están debatiendo un plan para que la Champions League se juegue los fines de semana, según revela la revista alemana Sport Bild.

La idea, de acuerdo a esta publicación, es pasar los partidos a los fines de semana para aumentar la audiencia televisiva en todo el mundo. En algunos países la diferencia horaria hace difícil seguir los partidos de la Champions League de martes y miércoles. Así, por ejemplo, en China –un mercado que la UEFA quiere conquistar– son las cuatro de la mañana cuando empiezan los partidos.

Desde el punto de vista de los mejores clubes, la ventaja de esta revolución en la Champions League sería que en lugar de seis partidos de fase de grupos, jugarían 14 partidos de la ronda preliminar, por lo que cobrarían más primas de la UEFA e ingresos de espectadores.

La reforma de la Champions implicaría que las ligas nacionales deberían jugar con más frecuencia entre semana. Agnelli, siempre según la revista alemana, plantea una reducción del número de equipos que juegan las ligas europeas para facilitar la reforma.

Según Sport Bild, la Liga Alemana de Fútbol (DFL) conoce los planes y está en contra de los mismos. Otro aspecto de la reforma afectaría la fase de grupos. Ya no habría ocho grupos de cuatro equipos, sino cuatro de ocho.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here