Fuente: El Mundo

El Banco Sabadell continúa con su particular operación salida de ladrillos. Ahora el turno le ha correspondido a Solvia, la inmobiliaria del grupo y que tiene su sede en Alicante, donde trabaja la gran mayoría de sus 700 empleados. El banco ha acordado la venta del 80 % del capital de la firma a la multinacional Lindorff Holding Spain, que opera bajo la marca Intrum, en una operación que valora la filial inmobiliaria en unos 300 millones de euros, informa Efe. El Sabadell obtiene una plusvalía de unos 138 millones de euros, según comunicó ayer la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El movimiento se enmarca dentro de la estrategia del banco, dirigida a desprenderse de todo su activo inmobiliario -algo que está haciendo todo el sistema financiero- por la presión del Banco Central Europeo (BCE), que reclama la menor presencia posible de activos inmobiliarios en los balances para evitar conseuecias como las registrasdas durante la crisis financiera.

Por ello, durante el mes de julio se deshizo también de la mayor parte de su cartera inmobiliaria (procedente de los activos de la CAM), valorada en unos 9.100 millones y adquirida por el fondo Cerberus.

El contexto

Sabadell, al contrario que otras entidades, se había resistido a la venta de su brazo inmobiliario. La mayoría de los grandes bancos habían vendido ya sus plataformas; otros incluso han recomprado sus antiguas inmobiliarias. Y ahora ha sido el Sabadell el que ha movido ficha, lo que le ha permitido obtener un mejor precio que sus rivales por la mejora de la coyuntura económica e inmobiliaria.

Solvia se ocupa de la gestión de los activos inmobiliarios del Sabadell, así como de la promoción y desarrollo de los mismos (llegó a tener bajo su gestión activos valorados en 21.000 millones de euros). Estos procedían en su mayor parte de Caja Mediterráneo, entidad que fue absorbida por el Sabadell en diciembre de 2011. Solvia registró en 2017 un beneficio de 29,5 millones de euros. En 2016 el resultado positivo fue de 24 millones y vendió activos por 1.557 millones de euros.

Aunque Solvia ha sido valorada en 300 millones de euros, el precio correspondiente al 80% de la participación que se ha vendido se podrá incrementar en un importe máximo de 40 millones de euros si se cumplen las condiciones previstas. Estas condiciones están relacionadas con la evolución de determinadas líneas de negocio de la inmobiliaria. El Sabadell conservará el 20% de las acciones de Solvia, mientras que la operación tendrá un impacto positivo de 15 puntos básicos en la principal ratio de capital de la entidad.

Intrum, que es la marca que aglutina a cuatro sociedades, entre ellas Lindorff, está dedicada a la gestión de crédito y activos. El grupo sueco Lindorff ya compró el negocio de gestión y recobro de deudas impagadas al Sababdell por 162 millones de euros en 2014.

Según informó Intrum en un comunicado, el acuerdo con el Sabadell pretende «reforzar la unidad de negocio de servicios inmobiliarios» con el objetivo de convertirse «en uno de los principales actores del mercado español, al mismo tiempo que fortalecemos nuestra relación con Sabadell, con quien colaboramos desde 2014», según afirmó Alejandro Zurbano, director general regional de Intrum en Iberia & Latinoamérica. El presidente y consejero delegado de Intrum, Mikael Ericson, destacó también que la compra de Solvia «constituye un paso más en el desarrollo de nuestra actividad en España, además de una oportunidad de crecimiento global de la compañía, aportándonos una sólida plataforma en el mercado de gestión de activos inmobiliarios».

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here